martes, 27 de enero de 2015

Mi bebé me esta haciendo muy intelectual o muy hipster

Una tarde de diciembre en terapia, una linda paciente mía de 18 años, amante de la lectura, me compartió que este año 2014 logró su meta de 50 libros leídos... me cautivó con su entusiasmo genuino, un entusiasmo que pocas cosas en la vida te lo dan. 

Me contagie con su energía. Por eso y más amo mi trabajo, por que las fuerzas son bidireccionales y me siento tan enriquecida por cada uno de mis clientes y sus familias.

Le pedí que me recomendara un libro y su recomendación fue "Wonder", un libro que trata sobre un niño que nació con 'defectos' de nacimiento, la historia se desarrolla a partir de cómo es que se enfrenta al mundo al ingresar a la escuela, además de como lo vive su familia y amigos. Con esa descripción me atrapó, muy similar a las historias que vivo en terapia. Me obsesioné con adquirirlo y no me arrepiento.

En la librería estaba catalogado como un libro para niños, por el vocabulario sencillo que maneja y la fluidez de la historia, lo comprendo, pero el tema simplemente toca el corazón de cualquiera. Lo leí en 3 días, ni yo me la creí, me consideraba pésima lectora. Haber iniciado con un libro "para niños" me ayudó a ir "tomando condición" en esto de la lectura, y me he propuesto leer en promedio un libro al mes, aun no termina enero y ya llevo 2 (hapinesssss!) el segundo fue uno de Stephen King de +600 páginas, ¡buenísimo!.
Así que ya saben, si se consideran malos para leer, dense la oportunidad con algo así como "El Principito" y poco a poco estarán en las grandes ligas.

Ahora Luciana también está leyendo más y pidiendo que le leamos. 

Comprobando una vez más que si creces tú crecen tus hijos... y para cambiar al mundo, empieza por ti... [inserte otra frase ad hoc aquí]  

No hay comentarios:

Publicar un comentario