jueves, 16 de octubre de 2014

5 tips para prevenir el Bullying en tus hijos

Este año, Luciana cambió de escuela y con eso vinieron algunos cambios y experiencias nuevas para ella. Me gustaría decir que todas han sido buenas experiencias. Mas no es así.

No puedo decir que Luciana fue víctima de Bulying, afortunadamente, pero definitivamente se enfrentó al rechazo y críticas por parte de algunas compañeras. Nunca antes habíamos tenido una experiencia similar, fue difícil de procesar para mí, por suerte para ella pareció menos difícil.

Luciana llegó a casa y me contó, cabizbaja, “mami “fulanita” me dijo que mi lonche estaba apesto y asqueroso “.  Luciana llevaba Nopales asados de lunch, los ama .

Claro que yo pensé, “Aaah ¿qué le pasa a la morrita? ¡Seguro ella lleva comida chatarra de lonche llena de GMO’s ! “.  Por supuesto llena de coraje de ver a mi nenita lastimada…

Luciana agregó… “yo tenía mucha hambre… pero me los comí rápido”

Entonces me quebró el corazón, su carita y su voz… y pensé cosas que será mejor no externar.


Pero guardé la calma, respiré y le expliqué, palabras más, palabras menos, lo siguiente:

“Que mala onda que te haya dicho eso, decirte eso no fue amable, eso no es respetar … por que hace sentir mal a las personas, y no debió decirlo… ella dijo eso tal vez porque no  le gustan los nopales… como a tí no te gusta el melón, y dices “iuck”, pero si alguien más lo lleva de lonche y es su favorito, tu solo puedes pensar eso, más no decírselo…”

Ese último ejemplo del melón fue lo que salvó el día… creo que se dio cuenta de que ella misma puede tener un pensamiento similar,  y que todos somos diferentes…

La abracé le dije lo mucho que la quería y todo lo buena que es… además le recomendé pedir ayuda a su maestra, retirarse de esa niña por no saber ser buena amiga, que busque niñas que la hagan sentir bien, y que sean buenas amigas, al igual que ella debe serlo… tratar con cariño, divertirse, sintiéndose bien…

Hubo un par de experiencias similares pero esa fue la que siento que más le impactó, y por lo tanto, a mí también.

Así que me puse reflexiva al respecto, pensando si Luciana es propensa a ser víctima de ese tipo de niños. Hay teorías que señalan – y yo igual lo creo – que así como el “bully” tiene la personalidad y carencias emocionales para ser agresor, así mismo la víctima, “el bulleado” tiene cierto tipo de personalidad, permisiva, pasiva, con ambigüedad sobre lo que es admisible y no, creyendo que es válido ser agredido; se les dificulta decir NO, decir BASTA. Se cree que no pide ayuda creyendo que no la necesita, o por temor a empeorar la situación, incluso manejando cierta culpabilidad, ya que tal vez sabe que debe decir NO mas no tiene el valor. Esta culpa puede surgir de exigencias por parte de los padres,  poca comunicación… se habla de baja autoestima, autoconcepto, dificultad para expresar  y manejar sus emociones… ¡uff! un tema extenso y complejo. Víctima y agresor requieren de apoyo.

Pues bien, bajo estos pensamientos comencé a hacer consciente como es que puedo PREVENIR que Luciana caiga en este tipo de relaciones con sus compañeros, como evitarlo, como formarla con herramientas que no la hagan propensa a ser una víctima. No esperes a que te suceda, ¡ACTÚA YA! Disminuye las probabilidades de ser una víctima de bullying, porque aun así, nadie está librado. Puedo decir que mucho de esto ya lo practicamos, pues mas allá del Bullying son acciones para formar niños empáticos, fuertes, resilentes...OK, comenzamos.

Mis 5 tips para prevenir el Bullying en tus hijos

1.  Guarda una relación de respeto con tus hijos. No intentes “hacerlo duro” dándole carrilla pesada o incluso golpeándole para “enseñarle a aguantar”, no le hagas bromas que lo lastimen, y cuando él te pide que no lo hagas, minimizas su postura o le pides que lo soporte. Esto manda un mensaje ambiguo a tu niño, su lo debe tolerar de ti, entonces  debe tolerarlo de los demás.

2. Practica con él decir NO, ALTO. Busca oportunidades para practicar, ¿qué harias si un niño trata de golpearte? O, te dice cosas que te lastiman… actúa como si tu fueras el niño agresor y pídele a tu niño que practique decir NO.. .ALTO, alejarse, practiquen hasta que luzca convincente, muchas veces lo hacen con temor, explícale que de esa forma probablemente no sea escuchado o se piense que no lo dice en serio.


3. Platica con tu niño sobre conceptos como amabilidad, respeto, ser buen amigo. Explicale de manera clara y busca ejemplos en el día a día para señalarle lo que son estos conceptos. De esta forma el podrá identificar cuando algo anda mal. El concepto ser “buen amigo”, a mí me ha funcionado. Ayúdale a diferenciar lo que lo hace sentir bien y lo que no.

4. Reafirma su valía. Resalta sus cualidades, esto nunca esta de más, nunca sobra, siempre y cuando no lo hagas comparando o haciéndole creer que es mejor que los demás, simplemente: ES, no a partir de los otros. Busca los miles de atributos que tiene tu niño y no dudes en hacérselos saber día a día. De esta  manera no creerá cuando alguien le diga lo contrario.

5. Comunicación y confianza. Haz el hábito de platicar con tu niño diariamente, quienes son sus amigos, con quien y a que jugó, que fue lo mejor de su día, y que fue lo que no le gustó en el día… de igual manera compártele sobre tu vida información adaptada a su edad, la comunicación es bidereccional. Llegará el punto en que no te sea neceario preuntar pues tu niño hará el hábito de compartir contigo. No lo juzguez, no lo mandes a hacer tal o cual cosa. Acéptalo. Oriéntalo. Siembra hoy para la adolscencia de mañana.




Espero que estos tips les ayuden, y si tienen cualquier pregunta estoy a sus órdenes, es mas me encantaría que me pregunten y saber que puedo servirles J  Recuerden ser constantes y consistentes es su arma maestra.

¡Nos vemos en redes sociales, síguenos!
Instagram: adrianabris
Twitter: @adrianabh 
Facebook: Luciana's Journal


No hay comentarios:

Publicar un comentario