viernes, 9 de mayo de 2014

Interpretación del dibujo infantil

Seguramente has observado una evolución en los dibujos que hace tu hijo(a). Comenzando por el garabateo, pasando a figuras que sólo él o ella reconocen, personas de 'palitos', personas en doble dimensión; colorear sin respetar las líneas o los colores predeterminados… un sinfín de pequeños detalles que hacen la diferencia en su madurez psicomotriz, cognitiva y emocional.

Como muchos ya lo saben, yo soy psicóloga infantil, por lo que puede decirse que veo los dibujos de mi hija desde una perspectiva un poco más profunda en comparación a algunas otras mamás. Es un gusto para mí, que digo gusto, ¡fascinación! vivir de primera mano la evolución del dibujo de mi hija Luciana.
Hoy les quiero compartir un poco de la interpretación del dibujo infantil, particularmente "el dibujo de la figura humana”. Este dibujo es usado como una herramienta de evaluación clínica tanto en niños como en adultos, la aplicación de esta prueba es de gran utilidad para el psicodiagnóstico, ya que su realización es una proyección de las características de personalidad que cada quien posee, habiendo simbolismos en cada parte del cuerpo y el detalle que se le da. Por otra parte, esta herramienta también nos habla de la situación intelectual del niño a grandes rasgos.
Advertencia

Pese a toda la información que nos arroja la prueba, los terapeutas (y mucho menos otra persona con falta de capacitación en el tema) NUNCA se deben basar únicamente en el dibujo para emitir un juicio sobre el niño, es decir, el sólo detalle del dibujo no se puede tomar como válido, si no que los indicadores tienen que ser tomados en cuenta a partir de la historia de desarrollo del menor, sus antecedentes conductuales, familiares, su edad, etc. etc. 

Dicho lo anterior, me dispongo a compartirles un poco de los indicadores que se observan en los dibujos de mi hija Luciana, e insisto: si bien se pueden dar una idea de características de personalidad de su niño(a), no se puede tomar esta información como verdad absoluta y aplicable a cualquier niño, al igual que las advertencias médicas de "consulte a su médico", aquí aplica: "consulte a su psicólogo".

Garabateo 
Luciana comenzó a dibujar como todo niño con el garabateo, cada niño garabatea de diferente manera, y los estudiosos del comportamiento humano, la grafología, etc., se han dado a la tarea de asignar características de personalidad a los detalles del garabateo. Por ejemplo, trazos predominantemente rectos o angulares nos hablan de una personalidad determinante, mayormente racional o rígida, posible impulsividad, sobre todo si hay demasiada presión del lápiz. Trazos mayormente curvos, hablan de un tipo de personalidad flexible, creativa. De este tipo de garabateo presentó Luciana, además con trazos amplios, que es un indicador de expansividad.
Evolución del Dibujo de la Figura Humana Infantil
Gradualmente Luciana fue dibujando personas. Como la mayoría de los niños hacía personas “de palitos”, su dibujo de palitos evolucionó de la siguiente manera:

Podemos observar que aunque predominantemente usa palitos para dibujar comienza a rellenar los espacios, como parte de la evolución a comenzar a dibujar en doble dimensión.
En este dibujo Luciana apenas había cumplido 4 años, y encontramos las partes del cuerpo que se esperan en el dibujo de una niña de su edad: indicación de cabeza, rasgos faciales,  piernas y brazos, como extra se puede considerar la indicación de manos en su dibujo, lo anterior nos habla de que su desarrollo psicomotriz y cognitivo está dentro de lo esperado para una niña de su edad, percibe su esquema corporal y logra plasmarlo en un dibujo. De la parte emocional, a manera general, se puede decir que Luciana es una niña con tendencias impulsivas (brazos largos) sin embargo esto aún es aceptable dado su edad, en la cual aún está consolidando el autocontrol, algunos niños lo logran más rápido que otros, Luciana no fue de las más rápidas. Sin embargo cabe señalar que sus impulsos rara vez se manifiestan en conductas de tipo agresivo. Este indicador se puede considerar como reforzado dado la ligera inclinación de la figura, mas visible en la cabeza, esta inclinación puede estar relacionada con inestabilidad emocional, igualmente propio de la edad (¿berrinches acaso? ¿será?)

Dibujo Actual: Doble dimensión
(4 años 8 meses)

Bienvenidos al dibujo en doble dimensión. En este dibujo vemos como Luciana integra más partes del cuerpo: cabello, brazos manos y dedos, piernas y pies, indicación de tronco y además prendas de vestir ¡hip hip…urraa!

Como les mencioné, esto nos habla de su madurez psicomotriz, emocional y cognitiva, de hecho excede los indicadores esperados para una niña de su edad, en cuanto a lo cognitivo se refiere. Ahora la parte emocional, a grandes rasgos, podemos observar, que los brazos y la figura en general esta mas proporcionada, habla de mayor regulación, autocontrol, la figura se observa un poco en desbalance aun, “mal parada” esto se puede interpretar como una necesidad de una base firme que provea estabilidad emocional, las manos grandes (en proporción al resto del dibujo), se relacionan a conductas agresivas o actividades que tienen que ver con las manos. Podemos ver además que el dibujo en proporción a la hoja, tiene un tamaño mediano, de haber sido pequeño podría tomarse como un indicador de baja autoestima o autoconcepto, de estar excesivamente grande, sería un indicador de egocentrismo, expansividad, impulsividad y tendencia a conductas e tipo agresivo. El dibujo de Luciana en realidad es “promedio” por lo que no hay muchos indicadores que interpretar.
Es importante señalar que, como ya se dijo, el dibujo va evolucionando, al igual que el niño, por lo que estos indicadores no son una constante en ellos, un niño puede hoy día dibujar una figura pequeña, menor a 5cm, y a la vuelta de mes, cambiar la situación y presentar una figura de tamaño promedio, por poner un ejemplo. Este tipo de interpretaciones tienen vigencia no mayor a 3 meses y según sea el caso. Recuerden, no hay moldes ni recetas exactas para la personalidad y la conducta humana.

El dibujo es una forma de expresión, por lo que es recomendable estar monitoreando los dibujos de nuestros hijos, preguntarles al respecto, esto les ayuda a dar un manejo a sus emociones, y como padres, detectar situaciones que posiblemente los niños no saben como explicar con palabras.
Referencias Bibliográficas:

Fayne, Esquivel, et al., Psicodiagnóstico clínico del niño. 3ra Ed. México, Manual Moderno, 2007

Xandro M., Test de Machover pareja y familia. 5ta Ed. México, 2007.


No hay comentarios:

Publicar un comentario