jueves, 6 de diciembre de 2012

No quiero comer. No tengo hambre. Me duele la panza.

¿Recuerdan ese post presuntuoso, donde yo me alardeaba diciendo "mi hija se alimenta muy bien...es la mejor, la vida es un carnaval y yo me creo tanto, tanto, tanto..."? (orgánica, íntegra, cruda, fresca...) Ok, pues eso, ¡se acabó! Cuando se trata de comida lo que se ha escuchado es: 

"No quiero. No tengo hambre. Me duele la panza."

Luciana ha perdido el apetito y aunque no se niega a probar, una vez que lo ha probado se niega a continuar. Come poca porción y quiere que le dé en la boca, cosa que ya había superado, ademas pide leche o yogurth entre comidas, o mejor dicho: abre el refri y toma la leche o el yogurht por sí sola.

Entonces comencé a preocuparme...

Me dí cuenta que nada había cambiado de lo que les platiqué en la publicación anterior ("orgánica, íntegra, cruda, fresca.." ), en nuestra casa se cocina igual, se consumen los mismos productos y se promueven ciertos hábitos alrededor de la comida.. sin embargo, mi preocupación si comenzó a influirme mal plan, lo que si cambió fue mi actitud y mi conducta con tal de que comiera, ¡clásico, caí bajo! lo hice guiándome por la preocupación en lugar de guiarme por el puro amor y un objetivo claro.

Todo comenzó a pasar poco a poco, hasta hoy que me dí cuenta que debo re diseñar el plan. 

Aquí les cuento que actitudes y conductas cambié hasta llegar a este punto donde hay que tomar acción y cambiar estrategias, y todo, repito, por guiarme por una preocupación y una "ganancia" a corto plazo...

ERROR #1. DARLE EN LA BOCA. Me doy pena, pero sí, lo hice. Ella ya comía sola, se manchaba, derramaba, pero ya comía sola. Entonces comenzó a poner resistencias para comer, jugar en la mesa, tratar de irse, y fue cuando tuve "la gran idea" de decirle "yo te voy a dar". Eso evolucionó en contra, ahora ella pide ayuda (o sea que le de en la boca), dice "no puedo" y exige "ayúdame".

COMO REVERTIRLO: reconociendo mi acción, no la voy a dejar sola diciéndole en frío y de un día para otra "tú come sola", lo intentaré, pero valiéndome de estrategias como el ignorar (realmente ignorar no engancharme afectivamente de la conducta), distraer, reforzamiento positvo y desensibilización sistemática (es decir poco a poco). Le serviré y me haré la ocupada, postergaré mi ayuda, cuando llegue a la mesa festejaré lo que lleva avanzado, y mi ayuda será "una tu, una yo" 'preparale' la cuchara y así ir retirando las ayudas.

 
ERROR #2. INSISTIR. Esto es parte de darle en la boca, pedirle que coma, "rogarle", y lo principal y mas dañino mostrarme preocupada, con mis verbalizaciones, gestos, actitudes. Entonces ella se resiste mas y de manera inconsciente toma el control de la situación, y en la edad en que esta, donde el manejo de reglas y límites es un tema central, pues, no es buena idea darle ese control.

COMO REVERTIRLO: "No quieres comer, no comas. Esto es lo que hay para comer y no se puede comer otra cosa (como yogurth). Si no se come la comida que nutre, no se puede comer golosinas... y pierdes la computadora". Esta es LA clave, realmente no mostrar preocupación, tampoco decirle las cosas con tono enojado, simplemente eso ES, ya el niño sabrá que es lo que conviene a sus intereses. Tal vez efectivamente, no coma, pero eventualmente le dará hambre, no por una ganancia inmediata fomentaré otros malos hábitos como darle en la boca u ofrecerle otras opciones (lo que nos lleva al error #3). Hay que pensar a largo plazo.

ERROR #3. OFRECERLE MAS OPCIONES: Esto es algo que realmente no lo hacía, pero una vez que lo haces los niños aprenden y lo solicitan de nuevo y de nuevo y de nuevo. Un dia le recalenté algo que sabría si comería por ser de su gusto, pero NO, no debe ser, lo que se cocina se cocina para todos y todos comemos lo mismo.

COMO REVERTIRLO: para no caer en contradicciones de mi parte y por lo tanto berrinches de parte de Luciana al saber que ya se rompió la regla una vez, por que otra no, entonces opté por no dejar nada de "sobras" en el refri, trato de cocinar lo justo y que todo se consuma, y así ya no puede solicitar otro platillo. Al menos en lo que nos regularizamos.

ERROR #3. DEJARLA COMER ENTRE COMIDAS. Luciana estaba comiendo mucho yogurth y tomando leche entre comidas, como las comidas fuertes las hacía mal, al momento de pedir yogurth yo le daba, incluso gustosa, pero llegó el punto que era lo que mayormente consumía.

COMO REVERTIRLO: De regla hay que comer comida primero para poder acceder a botanitas. Como era algo que yo había comenzado a permitir, para comenzar a revertirlo dejé de comprar por un par de semanas yogurth, para disminuir la intensidad del berrinche y la tentación y caer en contradicciones, ahora que estamos en regularización ya es un mejor momento de imponer la regla de nuevo.

Esto es lo que nos ocupa ahorita. Ha funcionado, ha llorado, pero será un llanto de un par de días a cambio de correctos hábitos alimenticios, esperemos que por mucho mas tiempo que un par de días. 

- Adriana

1 comentario: