lunes, 22 de octubre de 2012

Sick Uki / Uki enferma

Hace unos días Luciana refirió dolor de "panza", ya antes lo ha dicho y no pasa a mayores, creí que esta vez sería igual, así que la acosté a dormir, yo estaba al lado de ella, "comadreando" por teléfono con mi buena amiga Olivia, y de repente un vómito con propulsión invadió toda la cama... de inmediato tuve que dejar mi comadreo con Oli, obviamente, previo mi grito de sorpresa - sé que lo mejor hubiera sido evitarlo.

Que horrible sensación es la de unhijo enfermo, querer evitar su dolor y estar tan limitado a hacerlo. Le dí "nux vómica", (medicina homeopática de la cual contamos con la valiosa asesoría de su abuelita, quien es médico homeópata), la tuve que convencer a tomarla, aunque no sabe a nada. Le dije "hija, tómatela, es para que te sientas mejor", accedió y luego de beberla, inmediatamente, me dijo con aire de desilusión: "no me siento mejor". ¡Me partió el alma!.. después se quejaba de dolor y decía "¡mami, ayúdame!"...

Como toda crisis es una oportunidad de aprendizaje, le comenté a Luciana que es por eso que debemos siempre lavarnos las manos antes de comer y no meternos los dedos a la boca, antes me ignoraba, y era un pleito, ahora a la primera se lava las manos y evita meterse los dedos a la boca.

Al tercer día la llevé  a la escuela, comentando el motivo de su falta, una de las maestras me dijo que ese día Luciana había comido excedidamente pizza con motivo del cumpleaños de uno de sus amiguitos, "¡tenía una panzota!" agregó, bueno, además aprendimos que no es bueno comer en exceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario