viernes, 3 de agosto de 2012

El monstruo sigue atacando

He llegado a pensar en ponerle un candado al refirgerador por que Luciana lo abre frecuentamente para ver que se botanea. Pero hoy pensé que tal vez eso no esté mal y no sea necesario ponerle el candado mientras sigamos respetando nuestros horarios de desayuno - comida - cena, y al sentarse a comer lo haga bastamente con toda su atención a los alimentos.

Además mientras en mi refri predominen los alimentos saludables, el botaneo de Luciana no deberá peocuparme.

Hoy me tuve que contener de nuevo, ayer me contuve la risa, hoy me contuve el ¡Guacala!, debo tener cuidado de transmitir mis prejuicios y limitaciones a mi hija, sobre todo si es ella quien me da la lección a mí... La descubrí comiendo esto...


Es un nopal recién cortado de nuestra penca, en el estado perfecto del alimento, Orgánico, Integro, Fresco, CRUDOOOO!!! nótese las mordidillas ahí. Este monstruo me sigue sorprendiendo. Lo peor fue cuando me dijo "¿quieres mamá?" Por supuesto que no la iba a despreciar, tuve que darle una mordidita, y finger que me encantaba.

Lo curioso de ésto es que la primera vez que probó nopales la tuvimos que medio obligar, negociar con ella, ahora, los come CRUDOS por voluntad propia, gustosa. No duden en dar a probar a sus hijos, aunque a veces haya que obligarlos poquito...

No hay comentarios:

Publicar un comentario