domingo, 8 de julio de 2012

Rebelde 2.0 "Te voy a contar hasta 3"

Continuación de


Lo que me ha resultado más efectivo, ha sido escucharla con atención y así saber sus intenciones y poder negociar con ella, lo anterior en una especie de democracia (palabra que estamos escuchando mucho en México, un abrazo compatriotas), aunque con los niños no siempre hay lugar a negociaciones, no debemos perder el sentido común.

Al escucharla, ella misma me ayudó a configurar la dinámica de una estrategia común: contar hasta 3. Un día, me dirigía por ella con mi cara de mala, para sacarla de la regadera, pues ya se habían agotado sus 5 minutos de juego en el agua, y no había estado respondiendo a la instrucción verbal, por lo que, como dije, me disponía a entrar por ella con mi cara de mala, me interrumpió y dijo con angustia "¡yo solito mamá!"... lo ví como una defensa a su dignidad, (que intensa lo sé), y entonces aparejé eso con la estrategia de contar hasta 3 para aprovechar su oportunidad, en ese momento lo hizo de inmediato, y en adelante aplico lo siguiente 

"tú solita o cuando llegue hasta 3 mamá tendrá que ir por ti" al tiempo que le explíco los motivos de la instrucción, que no radican en mi deseo autoritario sino que es algo que la beneficia a ella y a nuestra organización familiar, se le da la información real, de acuerdo a su nivel de entendimiento, considerando que este nivel de entendimiento, como todo en ella, esta en crecimiento. Le digo algo como: "ya se acabó tu tiempo en la regadera, es hora de cambiarnos para ir a dormir y descansar para que mañana estes fresca y con fuerza para ir a la escuela"

Afortunamente su lenguaje continua madurando por lo que esto está siendo posible.

Una parte clave de la estrategia es que, cuando llego a 3 CUMPLO, nada de que comienza la cuenta de nuevo ante prorrogas de Luciana, y mucho menos enfrascarme de nuevo en discusiones con ella. Hacerlo sería caer en que "me tome la medida", esa es la medida, la medida de tiempo en que pueden seguir obteniendo sus deseos e intereses y las estrategias necesarias como llorar, gritar, o decir "no, no, no yo solito" cuando llego a 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario