domingo, 20 de mayo de 2012

2. El juego tradicional en los tiempos del Ipad




Luciana, tiene 2 años 9 meses y me he fascinado observando su madurez y cambios en el juego, es un proceso natural que  podemos favorecer o entorpecer, y aunque es natural a algunos niños puede dificultárseles y con más razón hay que estimularles. Aquí les comparto como lo ha vivido Luciana, aunque cada niño puede vivirlo diferente, sobre todo en cuanto a tiempos.

Al Nacer….

a unos días de nacida, manteniendo la postura fetal
Cuando Luciana nació yo quería hacer con ella ejercicios de estimulación casi de inmediato y usar todos los juguetes que nos habían regalado, pero me di cuenta  que eso habría que postergarse. Cuando Luciana nació su estimulación era afectiva, tenía que conectarse con nosotros, ella, como casi todos los recién nacidos, mantenía aun la posición fetal, estaba adaptándose al cambio de ambiente, del vientre al mundo real. Le gustaba estar recostada sobre mi pecho y el de su papá, escuchando nuestro corazón, así se quedaba dormida y se apaciguaba, le agradaba la calma y tranquilidad, y la estabilidad en su rutina le ayudaba a ir tomando confianza de este nuevo ambiente. Así que la estimulación se volvió afectiva, la tarea era darle seguridad, la seguridad de que este nuevo ambiente es confiable y estamos nosotros para encargarnos de eso, por eso la alimentación era a demanda, pero me aseguraba de que no tuviera distractores para que tratara de comer a llenar y fuera espaciada cada toma de leche. 

Recostada sobre el lado izquierdo, el lado del corazón
De bebitita siempre la cargué cuando era necesario, yo NO soy de la creencia de que cargarlos los “mal acostumbre”, a esa edad si los dejamos llorar, jamás dejaran de hacerlo, pienso yo, si no saciamos esa necesidad en esa etapa, esa insatisfacción se seguirá reflejando en etapas posteriores, pero hay que saber que cuando comienza a estirarse e inicia su madurez motriz hay que ir retirando esa inmediatez para cargarlos, hasta desaparecer, para entonces si no mal acostumbrarlos.

Como parte de su estimulación le ponía música relájate y sobre todo sonidos intrauterinos y siempre funcionaba para mantenerla relajada. Después su papá le ponía cumbias para arrullarla. Creo que la relajación es mutuamente necesaria en esta etapa, igual disfrutábamos la música nosotros...

Uno de los múltiples usos de la almohada Boppy

Nuestros básicos en esta etapa:

CD de sonidos intrauterinos, Mozart for babies, Boppy pillow












No hay comentarios:

Publicar un comentario